Misericordia. Review de Game of Thrones Temporada 5, Episodio 10

Misericordia. Review de Game of Thrones Temporada 5, Episodio 10

Nos despedimos de la quinta temporada de Game of Thrones y de varios personajes, quizás, no se sabe… no se sabe nada en Game of Thrones. Los fans recurren a las redes sociales en busca de consuelo para superar su trauma televisivo y buscan en los blogs teorías de las más alocadas para llenar un vacío hasta abril del 2016.

Atención Spoilers De aquí al final el artículo está plagado de Spoilers, considera no seguir leyendo por tu propio bien.

El cuerpo tendido de Jon Snow, su sangre esparciéndose en la nieve…y… créditos. Así finalizan Benioff y Weiss el último episodio llamado Mother’s mercy (La misericordia de la madre). Misericordia es lo que los fans piden a gritos mientras que el show sigue golpeándole las emociones una y otra vez. Un episodio que nos habla mucho sobre la venganza y traición, moneda corriente en Game of Thrones.

Jon Snow

La muerte de Jon Snow es algo que para muchos se veía venir, para otros no tanto. La pregunta que todos se están haciendo ahora es… ¿está realmente muerto? Hay teorías que respaldan la idea de que la llegada de Melissandre a Castle Black unos momentos antes de que Jon Snow fuera apuñalado hasta la muerte por sus compañeros de la guardia, puede indicar de que todavía hay esperanzas. Obviamente, Melissandre no encontró en Stannis su héroe que va a liderar la pelea contra las fuerzas de la muerte, su Azor Ahai. Vimos como demostraba interés por Jon Snow así que la bruja roja podría utilizar su magia para revivirlo. También se habla de que posiblemente su “alma” haya pasado al cuerpo de Ghost. Por otro lado, Kit Harington declaró para Entertainment Weekly que está 100% muerto: “Estoy muerto. No voy a volver en la próxima temporada”. Agregó que los escritores hablaron con él sobre esto. “Hicimos la caminata de Tony Soprano (cuando le dicen a un actor que va a morir). Y ellos dijeron, ‘Mirá, estás muerto, ya está hecho.”

En una era donde la spoilerfobia reina el universo del entretenimiento, este tipo de declaraciones a la prensa ya no tienen el mismo peso que antes. No es novedad que actores o escritores declaren algo que luego resulta ser mentira, sólo por mantener el secreto. Aún así el destino de Jon Snow permanece incierto, incluso para los lectores de los libros que ya estan a la par en la mayoría de los arcos argumentales de la serie. No hay novedades sobre el sexto libro aún, así que probablemente Benioff y Weiss sigan llevando la batuta por un tiempo más.

Pero volviendo al episodio, todo empieza en el campamento de Stannis. La nieve que dejó atrapado al ejército comienza a derretirse y parece que la profecía de Melissandre se va a cumplir. Pero el sacrificio de Shireen hizo que la mitad del ejército desertara y que Sylse se suicidara. A pesar de todo esto, Stannis marcha a Winterfell donde su ejército es masacrado por el ejército de los Boltons.

Stannis

Brienne toma esta oportunidad para finalmente vengarse por la muerte de Renly Baratheon en una escena que nos muestra la esencia de estos dos personajes, tan distintos pero tan similares a la vez, son dos personas que viven para cumplir su deber y se entregan a su destino. Las últimas palabras de Stannis son “Haz tu deber” antes de que Brienne lo mate… o no… al menos no lo vemos en cámara, lo que es un poco confuso y da lugar a especulaciones. Sin un segundo para incorporar está nueva muerte en Game of Thrones, enseguida se corta a Ramsay Bolton, disfrutando de su victoria.

Sansa está acorralada. Myranda la amenaza y parece que no va a salir de esta, Ramsay se encargará de castigarla por escapar. Theon/Reek reacciona (más vale tarde que nunca) y empuja a Myranda al vacío. Ambos saltan desde el castillo, quien sabe a cuantos metros de altura, y no sabemos si sobrevivirán o no a la caída. Un cliffhanger casi literal. Si sobreviven, ¿lograrán escapar? ¿Encontrarán la ayuda de Brienne en el camino? ¿Qué será de la vida de Littlefinger a todo esto?

Sansa

Brienne no es la única cuya venganza hace que se distraiga de su misión original. Arya mata al “primero de su lista” de forma muy “elegante”. Dice “soy Arya Stark” revelando que no aprendió nada con Jaqen y aún está lejos de convertirse en asesino sin rostro. Su castigo es la ceguera. Para los lectores, Arya queda ciega antes en la historia y muchos pensamos que esto no iba a incorporarse en la serie, veremos cómo lo utilizan más adelante. Estaría bueno ver a Arya como una especie de Daredevil asesino. Es muy poético como Brienne “no ve” cuando Sansa enciende la vela en la torre, porque está distraída por su venganza, y el castigo de Arya por vengarse es la pérdida de la vista. La venganza te enceguece, no te deja ver tu misión, tu destino, lo que es realmente importante.

Arya

Otra persona que seguro hierve con deseo de venganza es Cersei luego del horrible castigo de la caminata desnuda por la ciudad mientras que es insultada y humillada. Para los lectores este era un momento esperado que no sabíamos cómo iba a quedar en pantalla. Una escena tan gráfica no es lo mismo leerla que verla. Se destaca la actuación de Lena Headey (que a pesar de usar un doble de cuerpo, en las tomas cercanas podemos ver que intenta mantenerse fuerte a la vez que vemos que está sufriendo por dentro.) Finalmente llega y se quiebra, pero no todo termina ahí, se nos presenta a La montaña “zombie”, en un intento de no dejar cabos sueltos para el arranque de la próxima temporada. Cersei es un Lannister que perdió su melena, tocó fondo pero ahora solo le queda subir… y la venganza será terrible.

Viajamos a Dorne: un lugar aburrido y con personajes que nos hacen suspirar y pensar… meh. Una línea argumental que resultó ser una pérdida de tiempo y que no supieron desarrollar (ni George RR Martin en el libro, ni los escritores en la serie). Las serpientes de arena fueron la gran decepción. Ellaria Sand no convence como villana y la historia se desenvuelve de forma predecible con la muerte de Myrcella Baratheon (luego del momento padre/hija con Jaime, para apelar a las emotividad del público). Si hay un lugar donde falló la serie en esta temporada, sin dudas es Dorne.

Para terminar con el review de este episodio, nos queda reveer lo que pasa en Meereen ahora que Daenerys se la llevó volando Drogon. Tyrion va a quedar al mando mientras que Daario y Ser Jorah van en busca de Daenerys que se encuentra rodeada por un khalasar desconocido, que aún no sabemos si es hostil o no. Tyrion tiene más experiencia que Daenerys en gobernar pero la situación en Meereen no es nada fácil. Aparece un viejo amigo, Varys, como aliado para ayudar a Tyrion, una dupla perfecta. Las piezas ya están en posición nuevamente para seguir jugando el juego de tronos.

Daenerys

En el episodio piloto comenzábamos ya estableciendo unas reglas particulares de juego: Jaime Lannister tira a Bran por la ventana porque lo encontró teniendo una relación incentuosa con su hermana. Si no te quedó claro por donde venía la mano con Game of Thrones, en el final de temporada le cortan la cabeza al protagonista Ned Stark. Estos actos de “crueldad televisiva” se aplaudían porque estaban respaldados en papel por George RR Martin, pero ¿por qué hay un sector del público que se siente traicionado con la violación de Sansa u otros actos de crueldad? Más allá de las razones feministas, ¿será porque Benioff y Weiss se desviaron de las novelas? Cada una de esas personas sabrá las razones y todos tienen derecho a su opinión y dejar de ver o no una serie.

A lo que voy es que más allá del murmullo, las quejas y los desertores, cada temporada de Game of Thrones ha tenido más espectadores que la anterior. Y eso se debe a una serie de grandes méritos. Uno de ellos es la habilidad de los escritores de mantener abiertas muchas líneas argumentales a la vez sin que el espectador se pierda o se desinterese (aunque no siempre lo consiguen, como en el caso de Dorne, pero por lo general sí). Cuando de un final de temporada se trata, es más difícil aún tomar esas líneas argumentales y lograr darles un cierre (aunque sea abierto) que no solo sea coherente, sino que llene las expectativas de efusivos fanáticos.

No es la mejor temporada de la serie, pero tampoco era el mejor material el que tenían para adaptar a la pantalla. Repito mis palabras cuando digo que para los lectores los eventos pasaban demasiado rápido, y para los no lectores demasiado lento. Pero en este episodio sin dudas ambos pueden coincidir que todo pasó muy rápido y comprimido en poco tiempo, tratando de cerrar todos los cabos sueltos, pero dejando intriga para lo que viene, posicionando a personajes claves en situaciones límites. Con un cliffhanger detrás de otro, la quinta temporada cumple y la sexta promete.

Bueno, por aca va mi aporte de reviews de Game of Thrones… por ahora, nos reencontramos en abril del 2016. ¡Opinen ustedes! ¿Qué les dejó esta quinta temporada, ¿Cuáles fueron los mejores y peores episodios? ¿Qué esperan para la sexta?

.