Jugando con fuego - Review de Game of Thrones Temporada 5, Episodio 9

Jugando con fuego - Review de Game of Thrones Temporada 5, Episodio 9

Canción de fuego y hielo se llama la colección de libros de George RR Martin, y podemos decir que el episodio pasado estuvo muy helado y que este está prendido fuego.

Atención Spoilers De aquí al final el artículo está plagado de Spoilers, considera no seguir leyendo por tu propio bien.

Comienza literalmente con un incendio (¿provocado por Bolton y sus “20 hombres”?) en el campamento de las tropas de Stannis que lo obliga a tomar medidas extremas para asegurarse la victoria. En el review del séptimo episodio, felicitaba a Stannis por no ser tan pollerudo y dejarle en claro a Melissandre que con la vida de su hija no se juega. Pero Benioff y Weiss una vez más dejaron volar su creatividad fuera de las líneas del papel para dejarnos claro que en Game of Thrones nadie está a salvo. Si los blogs desbordaban de opiniones sobre la violación de Sansa, no quiero ni ver lo que van a hacer con un padre que prende fuego a su propia hija. Los creadores disfrutan de jugar con fuego, transgrediendo los límites morales. Todos los intentos de redimir el personaje de Stannis quedaron en el olvido después de esta tragedia griega. Ahora el norte se va a disputar entre el peor de los males: ¿Stannis o los Boltons?

El primer momento maravilloso del episodio es ese mini segundo en que se nos para el corazón cuando Ser Alliser Thorne ve llegar a Jon Snow con los Salvajes y duda si abrirles el portón o no. Sam le da unas palabras de aliento a Jon, que sigue sin saber nada.

Tienes un buen corazón, Jon Snow. Nos matará a todos

Mientras tanto, en Dorne, Jaime Lannister comparte una comida con los Martell donde Doran le asegura que Myrcella está a salvo y si es la voluntad del rey llevársela de vuelta a King’s Landing no se va a entrometer, pero pide que también vaya con ella su prometido, el príncipe Trystane, manteniendo el acuerdo. Jaime dice que la misión para rescatar a Myrcella se precipitó por una amenaza que recibieron. Doran parece no saber nada, pero la rebelión de Ellaria podría tener algo que ver. Finalmente liberan a Ser Bronn, con un saludo de despedida un poco brusco.

Ser Bronn

La escena donde las Serpientes de Arena juegan en su celda nos presenta de una forma un poco más clara estos personajes. Parece algo irrelevante, pero nos otorga un poco más de profundidad a los miembros de una de las más débiles tramas de la serie.

Llegó el día en que Arya debe demostrar que tiene lo que se necesita para ser un asesino sin rostro. Pero algo más importante la distrae de su misión. Por más comprometida que está en las enseñanzas de Jaqen, ver a Meryn Trant hace que largue todo y se concentre en su venganza. Por si no lo recuerdan, Meryn Trant es un caballero de la guardia del Rey que fue enviado junto con Mace Tyrelll a Braavos para ir a recolectar favores del Iron Bank. Meryn mató a Syrio Forel, el instructor de Arya, en la primera temporada. También es responsable por golpear a Sansa y quien sabe que otra cosa. Veremos si su gusto por las mujeres “jóvenes” termina ocasionándole la muerte y otorgandole a Arya un nombre para tachar en su lista de venganza. También sabemos que Jaqen la tiene clarísima y sabe que Arya está mintiendo, pero igual la dejó pasar. Quizás su sed de venganza perjudique su determinación de transformarse en un asesino sin rostro.

Drogon

Los últimos quince minutos tenían el potencial de ser una escena a la par o mejor que la que vimos el episodio pasado en Hardhome. Pero esta vez Game of Thrones no dió en el blanco. La pelea en la que Jorah le demuestra nuevamente a Daenerys que es capaz de dar la vida por ella, genera el suspenso, pero podría haberse resuelto mucho mejor en términos de coreografía y edición. Pero esta escena no tan bien ejecutada queda totalmente en el olvido, cuando Jorah tira la lanza y aparecen los hijos de la arpía. Se arma una masacre de la cual parece que no hay salida hasta que baja Drogon del cielo. Una llegada esperada y evidente, por la forma en que está construida la escena. Lo que quizás no era tan evidente es que Daenerys decide montar a Drogon y salir volando, después de tanto tiempo temerosa de sus propios “hijos”, finalmente logra volver a tener el control.

Para terminar, ¿qué expectativas tienen para el final de temporada?

Jorah Gato