Super (2010) de James Gunn

Super (2010) de James Gunn

Aprovechando el éxito de James Gunn en Marvel con los Guardians of the Galaxy, repasamos una de sus películas independientes cuyo visionado resulta obligatorio para cualquier fan del género.

Actualmente encontramos tantas películas de superhéroes que resulta difícil encontrar algún tipo de originalidad en ellas, algo que destaque por sobre las demás. Así es que de un buen tiempo a esta parte empezaron a hacerse películas que intentan deconstruir el género. Esta es una de ellas.

Poster de Super (2010) de James Gunn

Super cuenta la historia de un perdedor interpretado por el enorme Rainn Wilson (The Office USA) cuya esposa drogadicta lo abandona por un mafioso (Kevin Bacon); deprimido, ve una salida a su situación en una serie protagonizada por “Holy Avenger”, un bizarro superhéroe cristiano interpretado por Nathan Fillion (Firefly), quien lo inspira para luchar por el bien. En su cruzada contra el mal es ayudado por una muchacha demente, cuya interpretación está a cargo de la bellísima Ellen Page.

Más allá de ciertas fallas del guión, la película es muy graciosa y los personajes queribles. Con la presencia de tantos actores famosos resulta que el peso de lo que se muestra no esté en ellos; es decir, todos se ponen la película al hombro, lo que termina mejorando el resultado final al no recaer todo en una sola persona.

El humor no solo está en las situaciones ridículas, sino también en la desmesurada violencia que encontramos. Las actuaciones se adecuan a lo necesario, destacándose en mi opinión Ellen Page, quien logra mostrarse aniñada y frágil por momentos, pero terriblemente psicópata y violenta en otros, redondeando todo en una pose cada vez más sensual a la vez que se siente más segura en su labor como heroína.

El año anterior se había estrenado una película de temática similar: Kickass; pero, si bien es divertida, creo que Super aprovecha mejor todo ese proceso de conversión; no se apoya en la acción dejando de lado el costado más absurdo y ridículo de la situación, como creo que por momentos ocurre con Kickass. Me pareció más inteligente, más divertida, más seria, mejor actuada y más valiente. En fin, más todo. Veanla.